Goldman Sachs Group anunció el lunes que un grupo de inversores incluidos Eli Broad y Hank Greenberg aportarán 3.000 millones de dólares en uno de sus mayores fondos de inversión que está perdiendo gran parte de su valor por la volatilidad del mercado. El banco de inversión dijo que su fondo Global Equity Opportunities ha sufrido 'significativamente' después de que los mercados estén envueltos en un cierto pánico por la crisis crediticia asociada a las hipotecas de alto riesgo o subprime.