Goldman Sachs cree que la entrada de Credit Agricole en Bankinter, con el 19,53% del capital, expone aún más a la entidad española a ser objeto de una compra. El banco de inversión considera que la posibilidad de verse envuelta en una oferta de adquisición refleja el 20% del valor en bolsa de Bankinter y que, tras la llegada de Credit Agricole, la probabilidad de que se produzca "ha aumentado".