El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confirmó hoy que el Gobierno mantiene su previsión de que la Seguridad Social finalice el año con un superávit de "entorno al 0,3% ó 0,4%" del PIB, es decir, de entre los 3.000 y los 4.000 millones de euros. El último cuadro macroeconómico del Gobierno cifra este saldo positivo en el 0,4%.
"Nada indica que las previsiones no se vayan a cumplir", indicó Corbacho después de que se conociera que el superávit de la Seguridad Social cayó un 29,5% en el primer semestre, hasta 11.797 millones de euros.

Así lo indicó durante la presentación de un manual de orientación sobre la duración media de los procesos de enfermedad, que según dijo será un buen instrumento para mejorar en el ámbito del absentismo.

Durante el acto estuvo acompañado por el director general del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y el coordinador del equipo de trabajo y Subdirector General de Coordinación de Unidades Médicas, Fernando Álvarez.

Uno de los objetivos del manual es homogeneizar criterios en el seguimiento y control de la incapacidad temporal (IT) y orientar las decisiones de los médicos que prescriben las bajas.

Así, el manual determina que el tiempo medio que un trabajador suele estar de baja, con carácter general, es de 43 días, si bien cada tipología de enfermedad (hasta 3.000 enfermedades) cuenta con sus propias medias.

"En el manual se contemplan los criterios de valoración de las circunstancias que inciden en la duración de las bajas laborales, de manera que se facilite el seguimiento de la duración de los procesos de enfermedad y estudios epidemiológicos", indicó Trabajo.

Según aseguraron desde Trabajo, el objetivo del manual no es reducir la media de días de baja ni reducir el gasto público, ya que no parte de una visión "economicista" de la Seguridad Social, sino para mejorar la gestión. No obstante, Ferreras aseguró que el gasto por IT se incrementó un 14% en 2004 y que a día de hoy decrece un 10%.

Concretamente, el gasto por IT previsto para 2009 es de 3.460,23 millones de euros, mientras que, si se suman partidas relativas a las mutuas y al gasto por accidentes, el coste rondará los 8.000 millones de euros.

LA GRIPE A: CÓDIGO DE DIAGNÓSTICO 488.1.1.

Por otro lado, Ferreras indicó que la Gripe A no está incluida en el libro, pero que ya dispone de un código de diagnóstico, el 488.1.1, para que sea tratada como tal.

Además, indicó que desde ayer todas las autoridades sanitarias han sido informadas del cuál es el código asignado a la Gripe A para poder aprobar la baja por IT a estos enfermos y para que puedan percibir las prestaciones necesarias.