El presidente del consorcio automovilístico estadounidense General Motors, Fritz Henderson, ha solicitado al Gobierno de Estados Unidos que copie el modelo adoptado en diferentes países de Europa y ponga en marcha un plan de ayudas directas a la compra de coches, a cambio de la devolución del antiguo. Henderson, que hizo estas declaraciones en su comparecencia ante el Senado de Estados Unidos, señaló que esta medida de incentivos directos a la compra de coches serviría para impulsar las matriculaciones en el país.