El beneficio atribuido de la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) fue de 1.147 millones de libras (unos 1.296 millones de euros) en el segundo trimestre del año frente a las pérdidas de 2010 tras superar un pleito por un fármaco.

El beneficio entre abril y junio contrastó con las pérdidas atribuidas de 252 millones de libras (unos 273 millones de euros) en el mismo trimestre de 2010, puesto que el año pasado debió resolver un pleito millonarios por los vínculos del fármaco Avandia, para tratar la diabetes, con riesgos cardíacos.

Según informó GSK en una nota remitida a la Bolsa de Londres, el beneficio antes de impuestos fue de 1.592 millones de libras (unos 1.798 millones de euros) frente a las pérdidas de 97 millones de libras (unos 109 millones de euros) en el mismo periodo de 2010.