Generali ha reducido su participación en el Santander desde el 1,115% hasta el 1,055% tras la venta de 4,852 millones de títulos del banco presidido por Emilio Botín, lo que eleva el importe de la operación a 53,5 millones de euros, según ha informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La aseguradora, que controlaba el pasado mes de junio 90,9 millones de acciones del banco cántabro, se ha desprendido de acciones a razón de 11,03 euros cada una, según figura en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejero delegado de Generali en España, Jaime Anchústegui, anunció ayer que el grupo asegurador no descarta acometer compras para crecer en España, donde fusionará sus filiales Estrella Seguros y Vitalicio Seguros para consolidar la marca que le da nombre.

Además, Anchústegui destaca que el objetivo de Generali es que su cuota de mercado en España (4,7%) se acerque cada vez más a las que tiene en otros países como Francia (7,6%), Alemania (8,7%) o Austria (15%), para lo que redoblará esfuerzos de cara al cliente, así como en innovación de productos y en una mayor eficacia.

Los títulos del Santander han digerido mal la noticia y caen un 0,76% a media sesión hasta los 11,14 euros por acción.