General Motors ha registrado unas ventas de 471.823 unidades en el segundo trimestre de este año, lo que significa una reducción del 20%, por encima de la caída del 18% del conjunto del mercado automovilístico, según ha informado hoy la propia compañía en un comunicado. Este consorcio automovilístico ha señalado que todo es por causa de la situación económica actual, la cuál definen como la mayor crisis de la economía desde la "Crisis del 29".