El grupo automovilístico estadounidense General Motors no tiene intención de reabrir el proceso de venta de su filial alemana Opel y mantiene su compromiso de elegir "lo antes posible" una de las dos ofertas que tiene sobre la mesa, realizadas por el fabricante canadiense de componentes Magna y por el fondo belga RHJ, informó hoy el director financiero del consorcio, Ray Young.