El grupo General Motors, primer fabricante mundial de automóviles, obtuvo un beneficio neto de 891 millones de dólares (655 millones de euros al cambio actual) en el segundo trimestre del año, frente a unas pérdidas de 3.400 millones de dólares (2.500 millones de euros) en el mismo período de 2006, anunció hoy la compañía, que acumula tres trimestre consecutivos en 'números negros'. Los resultados incluyen cargas extraordinarias por importe de 520 millones de dólares (382 millones de euros), de los que 374 millones de dólares (275 millones de euros) están asociados a la suspensión de pagos de Delphi, su antigua filial de componentes. Sin incluir estos atípicos, el beneficio neto trimestral alcanza 1.400 millones de dólares (1.030 millones de euros).