General Electric Co. se prepara para vender su división de electrodomésticos, según fuentes cercanas. La medida constituye un nuevo paso en la campaña emprendida por el presidente ejecutivo Jeffrey Immelt para cambiar el rostro del conglomerado industrial, financiero y de medios de comunicación. Immelt se ve presionado para reducir significativamente la amplia gama de negocios de GE, después de que en abril anunciara ganancias decepcionantes para el primer trimestre y redujera sus perspectivas sobre las utilidades anuales del grupo. Tales anuncios provocaron la mayor caída diaria de la acción de GE en más de 20 años.