El conglomerado industrial y financiero estadounidense General Electric obtuvo un beneficio neto de 4.304 millones de dólares (2.720 millones de euros) en el primer trimestre de 2008, lo que supone un descenso del 6% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. El descenso en los resultados trimestrales del grupo radicado en Fairfield vino motivado especialmente por el retroceso registrado en los resultados de actividades de finanzas comerciales y GE Money, que se vieron parcialmente por el crecimiento registrado en infraestructuras.