El gigante estadounidense ha confirmado hoy que venderá su división de plásticos al grupo saudí Basic Industries (Sabic), en una operación valorada en 11.600 millones de dólares que incluye también la deuda de la compañía.
La transacción generará unas plusvalías de 1.500 millones de dólares, lo que le permitirá la reestructuración de sus negocios a nivel mundial.