El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo el viernes que estaba dispuesto a trabajar con los legisladores para darle forma a la reformulación de las regulaciones financieras, pero insistió en que eran necesarios grandes cambios. La crisis financiera de los últimos dos años muestra que el sistema financiero "fracasó en su responsabilidad más básica" de suministrar protección al consumidor y al crédito y eso no puede suceder nuevamente", dijo en comentarios adelantados para su testimonio ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. Geithner dijo que la economía estadounidense había soportado daños "indiscriminados e implacables" como resultado de la crisis, desde gente que perdió sus empleos y viviendas hasta empresas que quebraron, cierre de bancos y muchos mercados fracasando como suministradores de crédito.