GDF Suez alcanzó unos ingresos de 23.800 millones de euros en los tres primeros meses del año, un 6,8% menos que en el mismo trimestre del ejercicio anterior, a pesar de la mejora en las divisiones de infraestructuras y medio ambiente, anunció hoy la compañía. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 5.200 millones, un 2,1% menos, mientras que la deuda neta se situó en 30.000 millones, 300 millones de euros menos que a finales de 2009 si se excluyen efectos de cambio. El trimestre estuvo marcado por las frías temperaturas en Europa, que elevaron el volumen de electricidad vendida, y por un incremento sostenido de la demanda en Iberoamérica, así como por un nivel bajo de precios de las materias primas.