Gamesa sigue en situación de “caída libre” sin encontrar referencias históricas de soporte.

Desde mediados de mayo define una pequeña resistencia en 1,7 euros, nivel que de superar parece favorecer una extensión alcista. Destaca el cambio drástico de volumen desde marzo, cayendo con mucho menos papel, síntoma también del desinterés comprador tras las últimas caídas.

Recomendación: COMPRA ESPECULATIVA ENCIMA DE 1,7 euros.