La petrolera lusa Galp tendrá que invertir en los próximos 20 años unos 6.500 millones de euros para la extracción de petróleo en el bloque BMS-11 del yacimiento de Tupi, en Brasil, en donde cuenta con una participación del 10%, y para ello es casi seguro que tendrá que realizar una ampliación de capital, según informa hoy el diario portugués "Público".