El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aseguró hoy, durante la Junta de Accionistas de la compañía, que la compra del grupo escocés Scottish Power acelerará el crecimiento de la empresa y aumentará sus beneficios, manteniendo su solidez financiera.
Sánchez Galán explicó que, si la Junta de Iberdrola aprueba hoy la adquisición de Scottish Power y mañana lo hacen en Glasgow los accionistas del grupo escocés, la integración de las dos empresas será efectiva a finales de abril. La Junta de Iberdrola votará hoy una ampliación de capital de hasta 8.625 millones de euros para afrontar la compra de Scottish Power. Sánchez Galán reiteró que Iberdrola está abierta a nuevas compras siempre que cumplan una serie de condiciones, entre ellas que sean amistosas y negociadas, que mejoren los resultados de la compañía y que no afecten a su solidez financiera. Según Galán, la compra de Scottish Power, recomendada por los consejos de Administración de las dos empresas en noviembre, "se ajusta a esos requisitos". Además, dijo, permitirá a Iberdrola contar con una cartera de negocios más diversificada, acceder a nuevas oportunidades y "convertirse en una de las mayores eléctricas del mundo". Sánchez Galán calificó de "hito" histórico la compra de Scottish Power y recalcó que, gracias a esta operación, se creará "una Iberdrola más grande y más internacional". La unión de Iberdrola y Scottish Power dará lugar a una de las mayores compañías eléctricas del mundo, con un valor de empresa de unos 65.000 millones de euros. La compañía resultante contará con una potencia instalada de 39.000 megavatios, un 30% más que Iberdrola ahora, y dispondrá de más de 21 millones de puntos de suministro. Por otro lado, Sánchez Galán dijo que España tiene hoy una regulación "más transparente, más estable y más acorde con las reglas del mercado". El presidente de Iberdrola destacó que el Real Decreto de Tarifas Eléctricas para 2007 incluye un precio "realista" para la energía y reconoce de antemano los déficit tarifarios que se puedan producir. Además, dijo, "introduce importantes avances en la senda de una mayor liberalización", ya que "consagra el principio de tarifas aditivas", establece un calendario de desaparición de las tarifas oficiales e introduce cambios para mejorar el funcionamiento del mercado. Al margen de la ampliación de capital para afrontar la compra de Scottish Power, Iberdrola propondrá hoy a sus accionistas un split (desdoblamiento) de sus acciones en la proporción de cuatro acciones nuevas por cada una antigua. De esta forma, el valor nominal de cada título pasará de los 3 euros actuales a 0,75 euros. El split se ejecutará una vez culminada la integración con Scottish Power. La Junta deberá votar también una serie de modificaciones de los Estatutos Sociales de la compañía y del Reglamento de la Junta de Accionistas. Iberdrola someterá a la Junta el pago de una retribución de 1,06 euros por acción (un dividendo de 1,04 euros y una prima de asistencia de 0,02 euros). Teniendo en cuenta que el 2 de enero se pagó una cantidad a cuenta de 0,45 euros por acción, el resto de la retribución se abonará el 2 de julio. La compañía someterá a los accionistas la ratificación de los cuatro consejeros nombrados desde la Junta anterior y propondrá el nombramiento como nuevo consejero independiente de Nicolás Osuna, presidente de Inmobiliaria Osuna. En este capítulo, Sánchez Galán destacó la ratificación de Inés Macho Stadler, la primera mujer que entra en el Consejo de Iberdrola.