La Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) consideró hoy que el Indice de Precios de Consumo (IPC) negativo de marzo es "bastante inferior a lo previsto" y vaticinó que acabará el año en un 1,1%. En un comunicado, FUNCAS reaccionó así tras conocer que el IPC registró en marzo el primer signo negativo de su historia, al situarse en el -0,1% en tasa interanual, debido al comportamiento "mucho más favorable de lo esperado" en los componentes más volátiles, alimentos no elaborados y productos energéticos.
Mientras, el resultado del índice subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y de los alimentos frescos- se situó en el 1,3%, "en línea con lo estimado", según FUNCAS.

Se mantiene, según FUNCAS, el patrón de comportamiento observado desde principios de año que consiste en que "los efectos escalón en energía y alimentos son reforzados por el impacto negativo derivado de la contracción de la demanda".

Asimismo, auguró que este año la inflación acabará en el 1,1%, después de un vuelco en noviembre próximo, cuando prevé que el IPC se situé en el 0,5%.