El Ministerio de Economía y Hacienda destacó hoy que, pese a la caída interanual del 0,1 por ciento del Índice de Precios de Consumo (IPC) en marzo, la evolución mensual fue positiva por primera vez desde octubre, al registrar una subida de dos décimas con respecto a febrero. En un comunicado, el Ministerio subraya también que el diferencial de inflación con la media de la zona del euro se situó en marzo en el 0,7 por ciento, el nivel más bajo desde la incorporación de España al euro.
De acuerdo con los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC armonizado de la zona del euro registró una subida interanual del 0,6 por ciento en marzo, dato adelantado que todavía tiene que ser confirmado.

Sobre la caída interanual de la inflación en marzo, el ministerio explica que los responsables son los carburantes y combustibles, los alimentos y los servicios, cuya contribución conjunta a la desaceleración del IPC fue de 1,9 décimas.

Si se compara mensualmente, destaca la disminución de los precios de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas, que bajaron el 0,7 por ciento, así como del transporte, que cayó el 0,5 por ciento, si bien se incrementaron los precios del vestido y del calzado un 3,4 por ciento.