La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) apenas ha cambiado sus previsiones sobre la evolución del IPC tras conocerse los datos de mayo, en los que no aprecia caídas de precios generalizadas, salvo en el caso de algunos alimentos y bienes industriales concretos. Así, prevé que la inflación se mantenga en tasas negativas hasta el mes de octubre, alcanzando un máximo en julio (-1,3%), y que cierre el año en una media del -0,2%. De esta forma, Funcas calcula que el IPC sobrepasará por primera vez la barrera del -1% en junio y se situará en el -1,1%, cifra que se elevará al -1,3% en el mes de julio.