La economía francesa saldrá de la recesión a finales de este mismo año, aunque el empleo seguirá deteriorándose, según las previsiones realizadas hoy por el instituto de estadística francés Insee. Concretamente, el Insee augura que en el cuarto trimestre de año se ponga fin a los recortes del Producto Interior Bruto (PIB) francés, con un crecimiento plano (0%), tras una nueva contracción en el segundo trimestre del 0,2%. Para el conjunto del ejercicio 2009, no obstante, pronostican un descenso del PIB del 3%.