Francia pondrá en marcha un proyecto piloto para estudiar la viabilidad del coche eléctrico en Isla Reunión, una colonia gala del Indico en la que circularán cincuenta vehículos de este tipo, alimentados por energías renovables. Así se desprende del acuerdo de intenciones firmado hoy, en presencia del presidente francés, Nikolas Sarkozy, por representantes de las empresas Renault, GBH, EDF, Total, General Electric Money y de la agencia GERRI. El documento suscrito supone el compromiso de los firmantes con el proyecto VERT, consistente en implementar en Isla Reunión una red de recarga para cincuenta coches eléctricos.