El gobierno galo ha considerado que la crisis financiera internacional ha servido para airear las insuficiencias de organización en la Euro Zona.
El primer ministro francés, Francois Fillon, dijo que, ante estos problemas se deberían reforzar los mecanismos de vigilancia para evitar nuevos riesgos, así como la cohesión enter los países.