Ford Motor elevó el lunes por segunda vez sus metas de producción en Estados Unidos para el tercer trimestre, en una señal de que la estrategia de la automotriz de ganar participación de mercado frente a las rivales que están recibiendo ayuda del Gobierno está rindiendo frutos. La compañía espera fabricar ahora 485.000 nuevos autos y camionetas en Estados Unidos durante el trimestre, un alza del 16% respecto de los 418.000 producidos en igual trimestre del año pasado. La decisión marca la primera vez en dos años en que la producción trimestral de Ford se incrementará sobre una base interanual y ocurre en medio de señales de que la desacelaración en las ventas de autos en Estados Unidos podría estar atenuándose.