El fabricante estadounidense de automóviles Ford ha realizado una inversión de más de 130 millones de dólares (90,9 millones de euros al cambio actual) en la adaptación de su planta de producción de Chicago para la fabricación de los modelos Ford Taurus y Ford Taurus SHO, informó hoy la compañía.