El fabricante estadounidense de automóviles Ford incrementará su producción en Norteamérica durante los dos últimos trimestres del año con el fin de satisfacer el aumento de la demanda de automóviles derivado del programa de incentivo a la compra de coches a cambio de achatarrar uno antiguo, denominado 'dinero por chatarra' puesto en marcha recientemente en Estados Unidos.