Fondo Monetario Internacional (FMI) inyectó hoy unos 250.000 millones de dólares en los bancos centrales de todo el mundo para potenciar sus reservas de divisas y aumentar la liquidez en el sistema financiero. Además, el 9 de septiembre la entidad distribuirá otros 33.000 millones de dólares.
Entre ambos repartos, el Banco de España recibirá algo más de 3.900 millones de dólares (casi 2.800 millones de euros) en Derechos Especiales de Giro (DEG), que es la moneda virtual del FMI, lo que aumentará las reservas de divisas de la entidad en un 25%.