El Comité de Finanzas del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el sábado que la inestabilidad financiera global ha aumentado en los últimos meses y que la política monetaria debería apuntar a lograr estabilidad de precios en el mediano plazo. En las economías avanzadas, la política monetaria debería seguir apuntando a una estabilidad de precios en el mediano plazo, al tiempo que responde de manera flexible a las señales de una desaceleración económica más pronunciada y prolongada, dijo el comité en un comunicado tras el encuentro de primavera en Washington. La política fiscal puede además jugar un papel contracíclico, sostuvo.