La compañía de gestión de agua cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 3,2 millones de euros, un 89,1% menos que en el ejercicio anterior. El ebitda disminuyó un 42,5%, hasta los 37,9 millones.