La multinacional catalana Fluidra anunció hoy una contención de costes del 15% en 2009 con la que espera ahorrar 26 millones de euros y que incluirá una reorganización de su estructura, una política inversora más selectiva y una búsqueda de la eficiencia como elemento prioritario para capear el actual contexto económico. Así lo explicó hoy el consejero delegado de la compañía, Eloi Planes, coincidiendo con la junta de accionistas. Reconoció que el entorno actual es "muy duro", pero confió en la fortaleza de Fluidra gracias a su diversificación de negocios y a su expansión internacional. "Trabajamos en un sector de futuro; el agua es un bien indispensable y estamos en una posición de liderazgo", sentenció.