Fitch Ratings ha bajado la calificación de la deuda de Portugal a A+ por la "inquietud acerca del entorno de financiación" para el Gobierno y bancos del país.  La perspectiva está negativa.
La calificación de impago de emisor en moneda extranjera y local fue reducida a A+, el quinto máximo nivel, de AA-, dijo hoy Fitch en un comunicado. La perspectiva está negativa. El 24 de marzo, Fitch redujo la calificación en un nivel a AA-.

“La rebaja refleja una reducción incluso más lenta en el déficit de cuenta corriente y un entorno de financiación mucho más difícil para el Gobierno y bancos portugueses de lo que se había computado en la calificación anterior y la perspectiva negativa asignada por Fitch el 24 de marzo de 2010, como también una perspectiva económica de cercano plazo en deterioro”, dijo la compañía.

La diferencia en rendimiento entre los bonos portugueses a 10 años y los bunds alemanes, el referente de Europa, llegó a un récord de la era del euro de 483 puntos básicos el 11 de noviembre. El diferencial hoy estaba en 364 puntos básicos.