Fitch Ratings recortó ayer  por la tarde su calificación crediticia de Berkshire Hathaway Inc. (BRKA, BRKB), al afirmar que ningún holding con orientación hacia el sector financiero debería tener una calificación "AAA", debido a la significativa volatilidad del mercado. La agencia ha estado revisando las calificaciones de empresas de seguros y servicios financieros en momentos en que Estados Unidos atraviesa por una recesión. Según Fitch, el posible resultado y la volatilidad de capital de Berkshire son una consecuencia de sus grandes exposiciones sin cubrir al mercado mediante inversiones en acciones y varios contratos de derivados. Agregó que estas son "inconsistentes con la estabilidad requerida en el nivel de AAA". La acción de Berkshire, firma controlada por el inversionista Warren Buffett, perdió casi un tercio de su valor en 2008. Fitch redujo en un peldaño, a "AA+", la calificación de incumplimiento de emisor de Berkshire y en dos peldaños, a "AA", sus calificaciones sobre la deuda senior sin garantía de la empresa.