La agencia de calificación Fitch podría ser la siguiente en bajarle el rating a Portugal.
Fitch podría rebajar el rating de Portugal si el país se niega a aceptar el auxiliio financiero. Según la entidad americana la aceptación de las ayudas proporcionaría credibilidad a las reformas. Hoy la rentabilidad del bono se ha situado por encima del 9%.