La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings advierte de que el déficit presupuestario de las comunidades autónomas puede exceder evetualmente en 2010 de los límites establecidos por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), aunque señala que esta circunstancia ya está recogida por la perspectiva 'negativa' de la nota de la mayoría de las CCAA calificadas por la agencia.
"Un límite de déficit agregado del 2,5% del PIB podría resultar, en opinión de Fitch, un objetivo complicado de alcanzar", apunta Guilhem Costes, director senior del equipo de finanzas públicas internacionales de Fitch.

Así, la calificadora de riesgos señala que desde el punto de vista de los ingresos, Fitch espera que la recaudación fiscal de las regiones en 2010 baje un 18,6% (unos 15.000 millones de euros), que sólo serán compensados en una pequeña parte por la aplicación del nuevo sistema de financiación autonómica.

Por otro lado, se ha presupuestado un incremento del 1,4% de los gastos operativos en 2010, su menor subida desde 2004, aunque la calificadora de riesgos considera estos límites "muy difíciles" para las CCAA debido al reciente repunte de la población y al uso intensivo de fuerza laboral en el desempeño de sus responsabilidades.

Además, la agencia destaca que a pesar de esta contención de costes, el balance actual será negativo y se espera un déficit de 3.000 millones, frente al saldo positivo de 12.100 millones de 2009. La deuda neta podría crecer en 26.900 millones de euros durante 2010, frente a la media de 4.000 millones de los últimos cinco años.

Asimismo, Fitch también destaca que se espera que la deuda bruta de las CCAA para 2010 alcance los 32.000 millones, frente a los 15.000 de 2009 y los 5.100 millones de 2008, gran parte de la cual deberá ser financiada en una momento en el que las instituciones del sector público realizan significativas emisiones y el sector financiero español también pretende captar más capital para su reestructuración.