La agencia Fitch Ratings ha confirmado las calificaciones crediticias de Repsol YPF y ha señalado que la deuda a largo plazo es estable. En concreto Fitchs ha confirmado la calificación de largo plazo en "BBB+" y F2 para la deuda de corto plazo. La agencia considera que esta valoración se sustenta en la posición de liderazgo que tiene la petrolera en España y Argentina, su perfil de negocion integrado, amplia liquidez y objetivos financieros conservadores.