La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha confirmado el 'rating' de calidad crediticia extrema 'AAA' de España con perspectiva "estable", pese a la "marcada desaceleración" económica y el elevado déficit por cuenta corriente del país, que ha llevado a la agencia a pronosticar un crecimiento del PIB del 1,8% en 2008 y 2009, a la vez que no descarta la posibilidad de un "aterrizaje brusco" de la economía española. "Después de una década de fuerte crecimiento económico, España experimenta una acusada desaceleración como refleja la previsión de Fitch de un crecimiento del PIB del 1,8% en 2008 y 2009, por debajo del 3,8% de 2007", afirma la agencia.