El juez Robert Gerber dio por concluida la vista sobre la venta de los activos de General Motors a la "Nueva GM", tras tres días de procedimientos, sin determinar si aprueba o no la operación, clave para el futuro de la empresa. Durante la jornada, los representantes de GM volvieron a solicitar al magistrado Gerber, del Tribunal de Quiebras de Nueva York, que permita lo antes posible la venta de los activos para evitar la liquidación de la compañía.