La operación se cerrará en 2011 independientemente de lo que diga el regulador de competencia.
La venta definitiva por parte de Ferrovial de un 10% de su filial aeroportuaria BAA se llevará a cabo diga lo que diga el regulador de la competencia británico sobre la exigencia de tener que vender dos de sus aeropuertos, entre ellos, Stansted.

Además la empresa estudia emitir bonos por vez primera a nivel corporativo dentro de su política de acudir a los mercados de capital para reducir su dependencia de la deuda bancaria.