La constructora, y sus filiales Cintra y Webber, se han clasificado para la construcción por una de las autopistas que el Gobierno de Texas está licitando en los últimos meses. El consorció tendrá que competir contra otros dos grupos por la adjudicación del proyecto, consistente en la remodelación de carreteras que rodean al aeropuerto de Dallas For Worth. Uno de los competidores es la británica Balfour Beatty, y mientras que el otro grupo lo conforman las constructoras locales Kiewit Texas y Zachry.