El sistema financiero de Estados Unidos está "en mucha mejor forma", aunque las pequeñas y medianas instituciones financieras están todavía bajo presión, lo que bloquea la disponibilidad de crédito en la economía estadounidense, dijo el lunes un alto cargo de la Reserva Federal.
"Los mercados de capital están generalmente abiertos para los negocios --con la importante excepción de algunos mercados de titulización-- y los grandes operadores de títulos que sobrevivieron a la crisis han visto una drástica recuperación del beneficio", dijo William Dudley, de la Reserva Federal de Nueva York.

Pero, "muchos bancos pequeños y medianos permanecen bajo una significativa presión", señaló. "Las pérdidas por préstamos inmobiliarios, hipotecarios y de consumo continuarán ejerciendo presión por algún tiempo a la banca pequeña".

Los comentarios de Dudley provienen del texto de un discurso en una conferencia en el Banco Central de Australia en Sydney.