Las seis adquisiciones que ha realizado FCC desde comienzos de año, incluida la compra de la segunda constructora austríaca, Alpine, le permitirán conseguir con más de un año de adelanto los objetivos de su Plan Estratégico 2008: unos ingresos de 12.000 millones y un EBITDA cercano a 2.000 millones.
Así lo anunció hoy el consejero delegado de FCC, Rafael Montes, quien señaló que si el grupo constructor pudiera consolidar este año las empresas compradas desde enero -ASA, SmVAK, Cementos Lemona, Uniland, WRG y Alpine-, cerraría 2006 con unos ingresos de 11.693 millones de euros, un 65% más que el año pasado, y un EBITDA de 1.756 millones, con un aumento del 78%. Según el consejero delegado de FCC, la "principal preocupación" ahora es digerir las nuevas empresas del grupo, que han costado más de 4.000 millones (480 millones la última operación, la toma del 80,7% de Alpine, anunciada hoy).