La organización de defensa de los consumidores Facua recomendó hoy a los automovilistas que no tomen la decisión de comprar un coche "de forma impulsiva", al tiempo que subrayó que el precio de un mismo modelo presenta diferencias de hasta 3.600 euros entre distintos concesionarios. Facua, que realizó estas recomendaciones con motivo de la entrada en vigor de las ayudas directas del Plan 2000E, aconsejó a los usuarios que reflexiones sobre si realmente necesitan "jubilar" su vehículo, y que no se dejen "cegar" por la publicidad sobre descuentos o condiciones de financiación ventajosas.