Un consorcio encabezado por la petrolera estadounidense Exxon Mobil y Royal Dutch Shell firmaron el jueves un acuerdo inicial a 20 años con Irak para desarrollar el campo petrolero West Qurna-1, informó un funcionario iraquí. La oferta presentada por Exxon-Shell superó a dos consorcios rivales para obtener la licencia, uno encabezado por la rusa OAO Lukoil Holdings, el otro liderado por la china National Petroleum, o CNPC.