El grupo Exide Technologies, del que forma parte el fabricante de baterías Tudor, ha cerrado el primer semestre del año con una pérdida de 348.000 euros y una caída del importe neto de la cifra de negocios del 35%. En el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Exide recoge que la cifra de negocios ha sido de 69.76 millones de euros, frente a los 106,83 del primer semestre del ejercicio anterior, en el que el resultado del periodo fue de 7,83 millones de euros. El empeoramiento de la cifra de negocios, explica el Grupo, es debido a la fuerte caída de ventas por la coyuntura económica, tanto en el mercado nacional como en el exterior.