El Ibex-35 volvió a sucumbir a las ventas y terminó en los 9.435puntos, tras perder un  0,79%. El selectivo terminó la jornada como empezó y nada ni nadie tornó el sentimiento de unos inversores cada vez más dubitativos. Wall Street no sirvió de bálsamo tras un dato de ventas de viviendas decepcionante,y los buenos datos de confianza en la zona euro pasaron inadvertidos. Ninguna plaza del viejo continente esquivó las pérdidas. Mientras el crudo brent cotizó en los 62,5 dólares/barril y el euro se cambió por 1,3964 dólares.


Ni la confianza de consumidores y empresarios europeos, que mejoró en mayo, ni el principio de acuerdo con un grupo de acreedores de General Motors han logrado devolver la confianza de los inversores. La quiebra de GM supondría la mayor quiebra industrial de EEUU, pero parece que todos los intentos del gigante automovilístico por evitar ese dudoso honor se desvanecen. Tampoco convence la ligera mejoría que presenta la economía en la zona euro, que subió en abril hasta los 1,8 puntos, según The Conference Board porque a renglón seguido se apunta que no se pueden lanzar las campanas al vuelo. Wall Street hizo un flaco favor y tras la publicación del dato de vivienda.

Por otra parte, los inversores conocieron una nueva caída del IPCA hasta el -0,8% interanual en mayo. Mientras el BBVA volvió a advertir de que los riesgos deflacionistas en la zona euro son “significativos”. La entidad presidida por Francisco González destacó que podrían registrarse nuevas caídas de precios a lo largo de 2009 y 2010. Tiempo al tiempo. De momento, la entidad vasco sucumbió a las pérdidas y lideró las caídas de los blue chips, tras ceder un 2,27%. Algo mejor lo hizo su principal competidor. El Santander moderó las caídas y cedió un 0,79%, a pesar de que anunció un objetivo ambicioso para su negocio en el Reino Unido, donde la entidad cántabra prevé captar un millón de nuevas cuentas bancarias a lo largo del presente ejercicio a través de sus filiales-Abbey, Alliance / Leicester y Bradford & Bingley-. Peor registró mostró el Banco Popular, que cayó un 2,46%, Sabadell retrocedió un 1,94%, mientras Banesto se dejó un 1,52%. 

Gráfico Ibex35

Gráfico Ibex35



Acciona sufrió el mayor varapalo y perdí un 4,99% hasta los 94,15 euros, en la jornada en la que Bank of America rebajó su consejo hasta infraponderar desde neutral. Iberia cayó casi al mismo ritmo que subía la cotización del crudo, en la jornada en la que la OPEP decidió mantener su producción en los 24,8 millones de barriles diarios. La aerolínea cayó un 3% y el crudo Brent repuntaba ligeramente hasta superar los 63 dólares/barril. Repsol YPF cayó casi un 1%, al igual que Iberdrola. Su filial de renovables se dejó en torno al 2%, tras recibir una rebaja de recomendación por parte de Bank Of America hasta infraponderar desde comprar. En sector energético, en su conjunto, lo hizo mal. Así, a estas caídas habría que sumar las de Red Eléctrica Corporación(-1,02%), Endesa(-0,99%) y Gas Natural(-0,99%). Ni Abengoa escapó de la tendencia y retrocedió un 0,9%, a pesar de llegar a un acuerdo para vender 3,1 millones de acciones de Telvent a un grupo de inversores institucionales. Títulos que representan el 9,12% de su capital social. La operación le reportará unos ingresos de 39,6 millones de euros y unas plusvalías netas de más de 13 millones.

La cara más amable la protagonizaron Arcelor Mittal(+3,55%), que lideró la tabla, a pesar de constatatr que la demanda global de acero inoxidable se mantuviera débil en el segundo trimestre del año. La firma no ve –de momento- signos de reactivación del negocio. Bankinter sumó un 1,77%, mientras que Sacyr Vallehermoso, que ya ha reducido más de un 11% la deuda que registraba a final del pasado año, sumó un 0,95% y ya acumula una rentabilidad superior al 80% en lo que llevamos de año. Telefónica fue el único de entre los grandes que logró cerrar en positivo, pero la subida del 0,7% fue insuficiente para evitar un cierre positivo, a pesar de su ponderación en el selectivo.

Otra operadora, Jazztel, logró liderar los avances de nuestra renta variable tras sumar un abultado 12%. Le siguió, aunque de lejos, Bodegas Riojanas, que sumó un 5,26%, mientras que Gam escaló un 4,32%. Realia e Inbesos con caídas próximas al 5% protagonizaron la cara menos amable del día. Sos Cuétara terminó sin cambios en los 3,65 euros, después de publicarse que Nueva Rumasa estaría tantenado a las cajas accionistas del grupo de alimentación para crear un líder de la alimentación con una facturación superior a los 3.500 millones de euros.

En el resto de Europa, las caídas más abultadas fueron para el Dax alemán, que cayó un 1,36% hasta los 4,932 puntos; el Cac40 de Parsís perdió un 0,95% hasta los 3.263 puntos; mientras que el FTSE de Londres cedió un 0,65% para partir mañana desde los 4.387 puntos. El selectivo europeo, el Eurostoxx50 se dejó un 1,06% hasta los 2.453 puntos.