Tubacex  espera una recuperación de su actividad para final de año por una mayor actividad en Estados Unidos y porque la subida del precio del petróleo por encima de los 60 dólares el barril impulsará las inversiones en este sector, según ha informado en su junta general de accionistas.
Reunión en la que además ha aprobado el pago de un dividendo de 0,1013 euros por acción, elvando el 'pay out' al 35% del beneficio por acción de 2008.

El presidente de Tubacex, Álvaro Videgain, ha explicado que 2009 está siendo un año con unas "condiciones muy difíciles" en el sector del tubo por las paralizaciones y retrasos de las inversiones en todo el mundo, aunque ha señalado que su empresa ha sufrido "poquísimas" cancelaciones de pedidos. "Tenemos una cartera de pedidos cortita, pero hoy por hoy tenemos trabajo", ha señalado.

Aunque la mercancía acumulada por los almacenistas de tubos "seguirá bajando" al menos hasta después del verano, se espera que después tengan que empezar a comprar de nuevo y que cuando se produzca un "repunte" de la economía la demanda de tubos sea "muy fuerte".  "La visibilidad (sobre la evolución de la actual crisis) es tan escasa que no se pueden hacer previsiones", ha afirmado Videgain, quien no obstante ha dicho que "el año que viene esperamos tener otra cara" y, a más largo plazo, "salir fortalecidos de la crisis y en el equipo de líderes".

De cara al futuro, Tubacex mantiene su apuesta estratégica por la especialización en tubos de alto valor añadido como los destinados a la extracción de petróleo y gas en condiciones críticas, los tubos para las calderas de mayor presión en plantas de energía eléctrica y los tubos para centrales nucleares.