Análisis técnico del DAX, el Euro Stoxx50 y el Ibex 35.

La afirmación de arriba se ilustra bien con el gráfico de abajo. En éste se muestra en su parte superior la caída que se origina en mayo desde el paso de la directriz bajista que une los máximos del mercado alcista de 2007 con los de 2015. Se presenta en 3667 puntos un punto clave de resistencia:

En el gráfico inferior mostramos el detalle de la evolución del EUROSTOXX50 desde los mínimos de junio 2016 (Brexit). De este modo, perfectamente canalizado al alza, se presenta ante la base de la canalización en 3400 puntos, punto clave de soporte.

El DAX sugiere haber creado un máximo temporal relevante en 13.000 puntos:

En el gráfico inferior mostramos la evolución del índice DAX XETRA desde 2015 en escala semanal. Podemos notar cómo el rango mínimo formado por las ocho semanas anteriores ha sido traspasado a la baja. De este modo, todos los compradores de los dos meses anteriores están perdiendo. Los indicadores técnicos han solventado a la baja una situación estrechamente inusual, dando a entender la probabilidad de que en esos máximos previos de 13.000 puntos una zona de máximos temporales importantes se haya creado:

Escenario IBEX35:

Aunque la pata alcista actual haya sido más violenta de lo previsto en mayo del año pasado, en el medio/largo plazo mantendríamos el boceto planteado entonces:

FASE 1: caídas que volvían a niveles de mínimos de febrero 2016. (BREXIT)

FASE 2: importante rebote desde los niveles de mínimos de febrero (en donde aún nos encontramos). (ACTUAL)

FASE 3: réplica bajista importante. (¿2017-2018?)

Tras haber alcanzado el IBEX35 niveles de 11.000 puntos se trata de ver dónde tiene más opciones de dirigirse en el medio plazo en el siguiente movimiento, ¿hacia los 13.000 puntos u 8.000 puntos?

El estado excepcional que presentan muchos indicadores lentos de importantes valores ha venido trayendo, hasta ahora siempre, periodos menos rentables en el medio plazo, sugiriendo así la proximidad del comienzo de un periodo más conflictivo de fondo. Ello nos invita a pensar en la segunda opción planteada.

Por las diferentes razones expuestas en la sección de análisis técnico de renta4.com (Perspectivas técnicas e ideas de inversión) pensamos que si en junio de 2016 (BREXIT) el fondo de mercado era bueno, actualmente no lo es.  En este sentido recomendaríamos infraponderar renta variable en el medio plazo, aprovechando los rebotes que las correcciones vayan produciendo para reducir exposición.