El Dow Jones Euro Stoxx 50 sube un 0,2% a 2.912,8 puntos y logra cerrar en positivo pese al regreso del nerviosismo al mercado. Los decepcionantes datos de viviendas e IPC en EEUU limitaron las ganancias iniciales y añadieron presión sobre las acciones que trataban de avanzar.