Varios son los síntomas que sugieren la cercanía de un tramo correctivo de consideración en este par.

A nivel de precio, éste se encuentra con mayor pesadez, sin revalorizaciones desde los máximos de febrero como las experimentadas desde los mínimos de julio 2012. Los indicadores semanales corrigen una situación de alta “sobrecompra”, mientras ratifican divergencias bajistas con el precio. La subida desde julio ha experimentado una pendiente de 75 grados, subidas propias de correcciones proporcionales. Casualmente el 38% de la subida desde julio coincide en 118,45 con el soporte realizado en marzo-abril.

Recomendación: VENDER