El cruce euro/yen permitiría adoptar posiciones largas teniendo en cuenta que ha abierto "una estructura alcista" considerable, según Eduardo Faus, del Departamento de Análisis de Renta 4. 

Euro/yen: los datos técnicos apuntan al nacimiento en los mínimos de 2012 de una estructura alcista importante, probablemente tendente a replicar el movimiento alcista desde el año 2000, ya que este último movimiento rompía la normalidad correctiva desde 1980. Los indicadores inician un claro proceso alcista.

Recomendación: COMPRAR A LARGO PLAZO.